domingo, 5 de abril de 2009

¡Hoy soy feliz!

Voy a escribir una frivolidad, y si eres una persona sensible quizás no debas seguir leyendo. ¡Yo he avisado!
Soy consciente de que el mundo sufre en estos momentos problemas económicos muy graves, que yo recuerde no ha terminado ninguna de las guerras que estaban abiertas hace un año, las pateras se siguen hundiendo llenas de gente que intenta alcanzar tierra y con ella un sueño... y yo durante el ultimo mes y medio, llegue a desesperarme, a llorar, a querer tirar la toalla y salir corriendo a casa de mama porque no tenia un armario donde guardar la ropa. Durante el ultimo mes y medio cada vez que me levantaba de la cama por la mañana, me veía obligada a rebuscar entre las cajas la ropa interior y todo lo que pudiera necesitar. Cualquier cosa que encontrara servía para vestirme, porque el tratar de planificar era sencillamente imposible.
Se que hace veinte años este "caos" no hubiera tenido la menor importancia, seguramente se habría convertido en una anécdota mas de la mudanza, pero en este momento de mi vida he tenido que aprender a vivir sin comodidades a las que llevaba mucho tiempo acostumbrada y a mirar las restricciones como oportunidades que sirven para valorar las pequeñas cosas, esas cosas que hacen nuestra vida mas agradable.
Ayer me compre un armario ropero y soy feliz, porque al fin mi ropa tendrá un sitio y sobre todo soy feliz porque me sentí acompañada, comprendida y ayudada por dos de mis amigos mas queridos. Ayer ellos fueron los caballeros andantes que cualquier princesa pediría para Navidad a Santa Claus. Me acompañaron al campo de batalla, pelearon como valientes y mataron al dragón del miedo que amenazaba con estropearme el día y todo sin perder la sonrisa. Ayer de esta manera tan sencilla, mis dos amigos me demostraron cuanto me quieren.
Con cariño a mis amigos Miguel Ángel y Javier porque son "fabulosos".

10 comentarios:

Marcelo dijo...

Estoy totalmente en desacuerdo con esta entrada, porque no encuentro la frivolidad. Me parece justamente todo lo contrario. Como bien decís, si valorásemos cada pequeña cosa que nos rodea, en verdad seríamos más felices. Y no te lo digo a vos, me lo digo a mi.
Un beso!

Minombresabeahierba dijo...

Esta es la verdadera vida:
"valorar las pequeñas cosas, esas cosas que hacen nuestra vida mas agradable. "
lo demas son luces que encandilan, besos

tia elsa dijo...

Ah no! quiero conocer a tus amigos!!! Que bueo Helena tener esa clase de amogos, los que estàn siempre, y que bueno también que te sientas mejor con la vida, besos tía Elsa.

Sensaciones dijo...

Helena, te felicito...por valorar las cosas más simples...y te felicito por tener esos dos amigos...ah! y para nada es frivolo...

Un besazo... me alegro un montón de tu felicidad.

Monna dijo...

Me alegro de que en esta guerra contra dragones, tus aliados te acompañan y te guían....para que tu vida vuelva a ser más cómoda cada día....

un beso "hermana"

Pícara dijo...

Me alegro muchiiiiiisimo de que estés feliz!!!! A ver cuando me enseñas tu casita nueva!!!BEsos

Javier dijo...

Gracias mil.

Me queda grande lo de caballero andante, me veo más como el azote de los males Ikeianos. Antes muerto que vencido por estos villanos de pacotilla.

De todas maneras creo que el armario te estaba esperando. Tanto ir y venir, tanta barra desaparecida y luego aparecida por arte de magia, no fue casualidad.

Y si alguien estuvo jugando con nosotros por alguna razón?? Lo dicho, espera algo que seguro que llega pronto, pero espéralo.

Besos mil de un click de famobil con armadura de plástico brillante.

Javier

Anónimo dijo...

Bueno, ya está, lo tienes el armario o placard como quieras, jajaja

Gracias amiga por tan bellas palabras y por tan noble titulo, vos sabes que te quiero mucho y lo que necesites siempre estaré cerca.

Miguel.

jordicine dijo...

Ser feliz lo es todo. Besos.

fire dijo...

pues fijate tontorrona...que con esta fivolidad como tu la llamas...me has hecho llorar..
si vale....yo es que estoy llorona...pero al margen de esto....es que me he sentido tan identificada contigo...¡¡¡
cuando en la vida tienes pocas cosas que te hagan feliz....te agarras a tonterias cotidianas para rascarle algunos momentos buenos ala vida...
ati te paso con tu armario...ami con mi tele o mi lavadora nueva....oliendo mis trapos ahroa perfumaditos y esponjosos....o zapeando por el tdt que antes no teniamos....
y si...es una sensacion increible....como renovada.....
ademas te cuento algo....
cada cambio de temporada...cuando ordeno mi armario..experimento la misma sensacion...
apesar de mi vestuario catastrofico...de las cosas que no me entran...y las que se pasaron de moda...el ordanar todo...el preparar la ropa de la nueva estacion, etc...me hace sentir tambien feliz.....

y por eso em emociono helenita...porque tu...y yo somos mas parecidas de lo que parece....


un abrazo preciosa