martes, 12 de mayo de 2009

Boqueando sobre la alfombra

Dicen por ahí que quien se asoma a los abismos de la existencia es el único que conoce también las alturas más radiantes.
Mi vida, mi toda existencia es una escalofriante montaña rusa, mis emociones se disparan a alturas estratosfericas para caer en picado en las simas mas bajas, en los abismos mas profundos.

Recuerdo que hace tiempo, en un cumpleaños de mi hermana, me invitaron a subir a esa atracción que se eleva hacia el cielo para después dejarte caer desde una altura considerable y frenar a unos pocos metros antes de llegar al suelo, y esa fue la única vez que en un parque de atracciones me he sentido como en casa, por fin mi cuerpo tenia la misma sensación que tenia mi alma, pero claro, no es cuestión de tirarse desde un decimo piso cada vez que sientas que no perteneces a este mundo, este mundo de mortales como yo, que sin embargo acostumbran a pisar el suelo cada día y no andan dando saltos de gigante subiendo y bajando de emoción en emoción.
Se ve, que vine a este mundo para hacer un trabajo de "alto riesgo" y a falta de valor el universo me doto de una naturaleza atormentada. Este mes ya he rozado las estrellas con la punta de los dedos y ahora me paseo de nuevo a las puertas del infierno.

El 23 de Abril publique un post en el blog que esta ligado a este por una puerta de rosas y fresas losplaceresdehelena era la primera vez que escribía una de mis premoniciones y se cumplió el 6 de Mayo, el día siete ya estaba otra vez como un pez al que le han roto la pecera y queda sobre la alfombra esperando que ocurra un milagro...





Hoy a muerto Antonio Vega. Un hombre capaz de "arrancar" arte a su alma atormentada, él que saboreo miel y hiel ya nunca volverá a caminar por el infierno, desde hoy se queda para siempre junto a las estrellas...

7 comentarios:

tia elsa dijo...

Vengo de leer tu comentario en mi blog y es verdad guapa, estamos en la misma sintonía. Siento la muerte. Siento la muerte de Antonio Vega, besos tía Elsa.

Allek dijo...

hola! pasaba a saludarte
te dejo un fuerte y grande abrazo!!
lindo día!

Marcelo dijo...

Un beso Helena! Yo también frecuento mantañas rusas...

Odiseo de Saturnalia dijo...

¿Has notado que las montañas rusas... nunca se acaban?

fire dijo...

ay mi niña...
antonio se sentiria orgulloso....si viera el despliegue de sinceridad y emotividad que has utilizado para homenajearlo...
yo solo te puedo ejar mi cariño y mi abrazo..
y recordarte que nos subimos alas atracciones para experimentar el placer de la caida...
aunque bien visto el placer no es caer....sino "subir"...
da igual....
lo importante es no quedarse en el sitio..

un aabrazo preciosa

VERÓNICA MARSÁ dijo...

Pom, pom! Hola, no entro sin llamar por ser la primera vez, saludos. He visto tu blog y, mira por dónde es de los que me atraen, cuantas las cosas desde la simple perspectiva de así las ví y así las sentí! Muy bien. Puedo añadirte a mi lista? Un abrazo desde Castellón con mucho solecito.

lely dijo...

Prefiero vivir en la montaña rusa y sentir emociones,a vivir pisando tierra firme y no sentir..muack