jueves, 9 de julio de 2009

Un mundo sin quejas


Mi amigo Aitor me hizo hace unos días una proposición, un reto.

El reto consistía en 21 días sin quejas

UN MUNDO SIN QUEJAS
UN RETO QUE CAMBIARA TU VIDA

Si algo no te gusta, cámbialo. Si no puedes hacerlo, cambia tu actitud.
No te quejes.
CAMBIA LA FORMA DE VER LAS COSAS, Y LAS COSAS CAMBIARÁN DE FORMA.


En Julio del 2006 Will Bowen propuso a su comunidad "El reto de los 21 días" con el propósito de ayudar a eliminar cualquier rastro de queja o lamento y sus nocivas consecuencias para el individuo.

Su propuesta fue muy simple: “Te colocas una pulsera morada con la leyenda UN MUNDO SIN QUEJAS y lo mantienes durante 21 días sin emitir ningún tipo de queja o crítica”; así sea "me duele la cabeza" o "nada me está saliendo bien". Si durante este periodo emites algún lamento, debes cambiar la pulsera de muñeca y volver a empezar. La mayoría de los participantes logró superar este reto, pero les tomó un mínimo de 5 meses, un tiempo que evidencia la presencia de la cultura de la queja en nuestras vidas.
¿Por qué 21 días?Los científicos dicen que toma 21 días crear un hábito. Nos tomará 21 días dejar el hábito de la queja y formar el nuevo habito de la GRATITUD.

Yo llevo desde el día uno de Julio "intentándolo" y hoy el día 9, ya he cambiado tres veces la pulsera de sitio y vuelta a empezar...No me sera fácil.
Habitualmente no soy de las que sigue este tipo de propuestas, pero en este caso creo que de verdad puedo mejorar mi día a día y en cualquier caso no me debería perjudicar.

24 comentarios:

amor y libertad dijo...

¿o sea que ya no puedes llamar al ayuntamiento para que cambien eso que me contaste? te han hecho una faena con la pulserita

;)

un beso

Marcelo dijo...

Yo creo que podríamos hacerlo sin la pulserita. Con sólo ver las caras, sabríamos quien se queja y quien no. Y esto no es una queja...
Un beso

tia elsa dijo...

uy que reto díficil, pero no está mal intentarlo, por ahi hasta las cosas empiezan a salir mejor, cuestión de positivismo no? Besos y espero lo logrés, yo lo intentaré, besos tía Elsa.

Helena dijo...

Lo que no puedo es quejarme, pero intentar cambiarlo exigiendo mis derechos si que puedo Santi. Lo que esta prohibido es el lamento por el lamento, si existe solución hay que buscarla.Besito.
Claro que la pulsera sobra Marcelo, pero es un recordatorio para mi que soy muy despistada, aunque yo me la he puesto de color rosa porque me gusta mas que el morado. Un besazo.
Estos dias Elsa estoy poniendome unos cuantos retos, son dificiles si, pero es que si no no serian retos para mi y me apetece cambiar cosas en lugar de lamentarme. Me temo que estare cambiando la pulsera de lugar unos cuantos meses, la media de la gente que lo consigue es 5 meses mas o menos, pero la cuestion en mi caso es cambiar cosas que no me gustan y en ello estoy. Intentalo Elsa y me vas contando. Besos,

Belén dijo...

Voy a imprimir este post y se lo voy a dejar a mis pacientes, para que me den las gracias jajajajajajaj

besicos

Helena dijo...

Jajaja...Pues a lo mejor a mas de uno le viene bien Belen, ¡nunca se sabe!
Yo estoy pensando en ponerlo en hojitas en el mostrador donde trabajo los findes, a ver si lo ponen en practica.
Besotes.

Arkangel dijo...

A mi me sería totalmente imposible conseguir este reto..además me gusta quejarme..

Jesús dijo...

Oye, pues yo también voy a intentar hacerlo. Es cierto que es mejor actuar y reconocer la realidad que quejarse. Un besazo

Helena dijo...

Desde luego son decisiones personales Arkangel. Un besito
Animo Jesus! dicen que la media de tiempo para los que lo consiguen es de cinco meses yo espero haberlo conseguido antes del proximo año ;-). Besazos.

Jovekovic dijo...

No te aseguro que lo consigo porque soy bastante gruñón, pero prometo que lo intento.
Besos, grandísima idea.

PSYCOMORO dijo...

Eso es más que una buena idea; debería se casi una actitud ante la vida. El otro día lo comentaba con una amiga, el día que abanonemos la queja, entenderemos que los cambios sólo som responsabilidad de los que queremos ver sus consecuencias. No te prometo no copiarte el reto. Un beso.

Edu dijo...

Para un mundo sin quejas, haria falta un mundo justo.
Un Saludo.

Sensaciones dijo...

me encantaaaaaa... aunque creo que resultará difícil...

si puedo nos vemos el 24, sin quejas!
jajajaja
Un besazo preciosaaaaaa

Siab-MiprincesaAzul dijo...

21 días!! ahhhyyyyyy jajajaaja espero q lo logres...
un beso

Helena dijo...

A todos los que pretendeis copiarme deciros que me dejo copiar, soy una facilona y me dejo ;-). Dificil? a mi me va a costar mucho, ya me esta costando, pero tambien empiezo a ver los beneficios. Un par de veces que me hubiera quejado con gusto, he actuado en vez de quedarme enel lamento y despues me he sentido muchisimo mejor...
Besitos a todos tod@s....

Nebroa dijo...

Me parece interesantísimo!
Y me parece que además de deber ponerlo en práctica, quiero hacerlo. Así que te iré contando...eso sí, yo con pulsera, porque de lo primero que me quejaría sería de que no me he acordado!!

VERÓNICA MARSÁ dijo...

Me ha gustado un montón la entrada pero cuando he pasado a los comentarios me he reído con ganas!! la primera entrada ya habla del ayuntamiento... yo tenía en mente la administración del estado cuando he leído el post!!! O la mala educación de los empleados, camarereos y funcionarios de este país!!! o los conductores agresivos y suicidas que me he encontrado esta mañana por la carretera!!! En fin, si que va a ser duro lo de la pulserita!!! Pero por intentarlo que no quede! Buen finde, compi.

Nebroa dijo...

Llevo siete cambios de pulserita en dos horas! jaja
Es coñaaa, que aun no la tengo! pero es una visión de lo que será! jajaj

Helena dijo...

Yo he vuelto a quejarme hoy ¡se eme escapó! vuelta a empezar jajaja.

Santa dijo...

Me parece un reto muuy positivo, quejarse menos y hacer más...

El siguiente cambiar la cara de acelga por la mañana en el metro por una sonrisa...

Vengo del blog de Fire, intenté comentar hace unos días, pero los duendes de la informática no me dejaron...

Minombresabeahierba dijo...

Interesante lo de los 21 dias, 3 semanas, que toma para cambiar un hábito. Me gustaría saber el fundamento.

En varias oportunidades con mayor o menor suceso, me propuse no quejarme ó lamentarme, y siempre valió la pena.

Hay momentos más difíciles para empezarlo, pero coincido que es un hábito.

besotes

Ŧirє dijo...

interesante...
y regañar alos niños es quejarse?
puedo quejarme de como esta de desordenado el cuarto de ana...?
o de lo mal que se ha duchado antonio?
o de como me dejan la cocina cuando me voy al gimnasio?
es que si no puedo quejarme de estas cosas...voy a reventar como el lagarto jaen (un dicho que tenemos por aki)...jejejje

lo que hare sera esperarme que tu consigas tu reto...
ahora mismo me duele mucho el cuello...
menos mal que todavia puedo decirlo...jejeje...

Helena dijo...

Regañar a los niños es "regañar" no es quejarse...Quejarse seria lamentarse de como dejan la cocina y no poner remedio, de lo mal que se ducha Antonio y no decirlo, quejarse es reconcomerse por dentro lamentarse sin poner remedio...Tu lo haces y yo nunca te he oido quejar, bueno sí, de los espejos...;-) que te quiero niña flor.

Helena dijo...

Santa estas aquí y eso es lo que importa, que le den a la informatica y sus malvados duendes! Vuelve siempre. Beso.
Hierbitas que es un habito contagioso ademas lo he comprobado en mis carnes. Ni te imaginas cuantas veces he cambiado de mano la pulsera ;-). Te mande una pagina para que lo vieras pero no se exactamente el fundamento cientifico. Me enteraré. Muak