jueves, 12 de noviembre de 2009


He soñado a mi padre muerto, he soñado que me acariciaba el pelo. Estaba mas joven que cuando murió y me miraba con ternura. Yo acurrucada en mi cama veía como montones de moscas grandes y negras volaban cerca de mi y él me acariciaba el pelo. Después una de las moscas me pico en la mano izquierda y en el mismo sitio se levanto un bulto del que salia un suero transparente y mi padre aún me acariciaba el pelo. Yo miraba la herida, sin miedo, sin dolor y me pareció que todo estaba bien...
Después de tanto tiempo he soñado a mi padre muerto.

5 comentarios:

Nebroa dijo...

Primero un abrazo...
Hoy hablaba con un padre que hace poquísimo perdió a su niña. Me contaba que sueña todas las noches con ella, que la llama antes de dormir porque necesita verla en sueños. Dice que así está tranquilo, más relajado y se levanta con muchas ganas de seguir vivo...

tia elsa dijo...

Que impresionante tu sueño! son esos sueños que parecen reales! Hace años que no sueño con el mio! Besos tía Elsa.

Belén dijo...

Es bueno que de vez en cuando se sueñe a la gente que ya no está en esta dimensión...

Besicos

joselop44 dijo...

Me ha encantado. Me gusta lo onírico y te desenvuelvees muy bien en ese terreno.
Un abrazo.

fl(h)uir dijo...

sin miedo, sin dolor, vivir ese recuerdo con paz es bonito y esperanzador