martes, 27 de abril de 2010

Si a la mantilla, No a las corridas de toros.


La mantilla española no tiene un origen bien conocido, aunque se cree que deribaron de los velos y mantos que utilizaban las mujeres como adorno y como prenda de abrigo. La evolución de esta prenda estuvo marcada por factores sociales, religiosos e incluso climáticos. Los primeros usos de la mantilla, se dieron entre el pueblo llano y no eran utilizadas por la aristocracia.
A principios del siglo XVII, comienza una evolución de la mantilla siendo sustituido el paño por los encajes, y poco a poco, empieza a extenderse el uso de esta prenda como ornamento, aunque habría que esperar hasta bien entrado el siglo XVIII para que la mantilla empiece a ser utilizadas por las clases más altas.
Un hecho reseñable en la historia de esta prenda , es el conocido como "la conspiración de las mantillas". Que consistió en una forma pacifica de protesta de las mujeres españolas frente a las nuevas costumbres extranjeras que parecían querer imponer Amadeo I rey de España (Amadeo de Saboya 1845-1890) y su esposa María Victoria. Despues de esto y alguna cosa mas, Amadeo I renunció al trono de España debido a la "ingobernabilidad" de los españoles.
Según marca la tradición, la mantilla blanca o marfil, solo la visten las solteras, y la mantilla negra, queda reservada para las casadas y aunque en realidad las tradiciones en este sentido no se siguen, yo como no soy ni soltera ni casada me la pongo la colorada.

5 comentarios:

Alberto dijo...

PUES LA MANTILLA ENCARNADA TE QUEDA QUE NI PINTADA Y ADEMAS LA LLEVAS SIN PONERTE COLORADA...HERMOSA HELENA.. SE FELIZ..BESITOS

tia elsa dijo...

y ole, que salga el toro! y que te queda preciosa!, No conocía la historia de la mantilla, las de encaje son muy bonita. Besos tía Elsa.

Helena dijo...

Bueno, tengo que aclarar algo. Jamás la utilizaria para ir a los toros, porque las corridas de toros me parecen una crueldad, pero las mantillas se usaban tambien para la fiesta en general, es ahora cuando solo se ponen en "contadisimas" ocasiones y por cierta parte de la sociedad. Yo reivindico su uso primigenio, por el pueblo llano para embellecer y engalanar con encaje el rostro femenino. Besos a todos...

jordicine dijo...

Pues te queda muy bien, HELENA. La luces con mucho arte. Un beso.

Alberto dijo...

En relacion con las corridas de toros estoy totalmente de acuerdo contigo Helena. Creo que el ser humano que disfruta viendo sufrir a otro ser vivo no es una "PERSONA". En especial si ese gozo es colectivo como en los toros. Le pueden llamar ARTE, e incluso negar el sufrimiento. También los Romanos consideraban UN ARTE el combate a muerte de los gladiadores...