lunes, 14 de junio de 2010


Tengo abandonado a medio mundo y a mi misma mas que a nadie...el caso es que tampoco me apetece mucho cambiar esta situación por el momento. Supongo que al final, solo quedaran "los buenos", los que siempre están aunque yo no pueda, no quiera o no sea capaz de cambiar de opinión sin haberla hecho macerar semanas enteras, entre la sal de las lágrimas y el ácido del estomago. Que rabia me da no ser capaz de utilizar una forma mas sencilla para resolver problemas, como un chimpancé por ejemplo, sin mezclar emociones, simplemente decidir entre lo que me conviene y que no...
Por desgracia para mi, la evolución del ser humano no ha suavizado el asunto y aquí me veo, dando vueltas y mas vueltas a las palabras y a los hechos, como si al final eso fuera a darme el empujón que necesito para dar un paso, esperando una señal que no llega o no se ver... Techos a cuatro metros que parecen estar mas cerca que la losa sepulcral de mi cabeza, voces que opinan como conciencias y yo... yo...yo me siento como si hubieran tirado de una cuerda y solo fuera una peonza que no puede parar de dar vueltas.

6 comentarios:

Sensaciones dijo...

cómo te entiendo...!!!
no me salen más palabras
ya sabes dónde estoy...

Un beso!!!

Marcelo dijo...

Olvidate de las voces. Ellas no están cuando te toca sufrir.
Un beso

jordicine dijo...

Empieza por quererte a ti misma más que nadie, HELENA. A partir de aquí, creo que todo mejorará un poquito. Besos, preciosa.

Ŧirєηzє ✿ܓ dijo...

yo soy de las buenas... aqui estare aunke tu no digas ni pio...

tomate tu tiempo....el que sea..como si si es todo...
lo importante es que lo ocupes haciendo solamente las cosas que tehagan sentir mejor...
un besico Helena
TQM

tia elsa dijo...

Helena aqui estamos, este es tu espacio hacer catarsis es bueno. Dale tiempo al tiempo, ya se aclarará el panorama. Besos tía Elsa.

Airama dijo...

Da un paseo y enseña a tu mente a dejar de pensar. Cuando lo hayas conseguido, empieza a pensar de nuevo y sin hacer caso de lo que te dijeron, actúa según lo que sientes. No saldrá bien en el primer paseo, pero si tienes paciencia aprenderás a relajar tu mente.