viernes, 9 de julio de 2010

Bondage para el alma


Maltratame, destroza todo aquello en que creí,
utiliza el poder que te otorgo para hacerme daño
dime que te importo amor y abandoname a mi suerte,
atame, torturame, dejame colgada al potro del deseo
soy esclava del dolor que infringes a mi alma.
Prometo no gritar, no huir, siempre te daré las gracias...
pero vigila mis manos amor,
mi alma adicta ya para siempre al sufrimiento
buscara el deleite en el dolor supremo de tu muerte y
llegara el día que hunda un puñal en tus entrañas,
te prometo amor mio que vas a conocer el placer,
que haras realidad tu mas intimo deseo,
en ese instante de éxtasis barroco
no me preguntes si me gusta,
en ese ultimo suspiro escucharas mi voz en un susurro...
Yes sir, I like ... Soy tu esclava.

4 comentarios:

Marcelo dijo...

Dífícil quedarse, difícil escapar!!

AZ dijo...

sí, la redención no llega

saludos

Ŧirєηzє ✿ܓ dijo...

mucho cuidado con las esclavas...
algunas veces resultan que los esclavos son ellos....de sus "esclavas"...
son asi de inocentes....asi de inconscientes...


un abrazo preciosa...

BELMAR dijo...

wow!