viernes, 7 de noviembre de 2008

Bastet y las coincidencias



Ayer estuve en la exposición de los tesoros sumergidos de Egipto en Madrid, hacia tiempo que quería ir a verla y por fin encontré tiempo. En lineas generales me gusto, pero además vi algo que me removió lo mas intimo de mi ser. Dentro de una vitrina vi una figura pequeña de mujer con cabeza de gato y tallada en bronce, me llamo la atención, me atrajo desde el primer momento, sentí una complicidad poco sensata tratándose como se trataba de un ser inanimado. Su nombre era Bastet y representaba una diosa muy querida y venerada en el antiguo Egipto. Encontré mas información sobre esta diosa en la exposición y aun mucha mas en Internet y ahora ya se de donde provenía tanta afinidad.
Siempre he pensado que dentro de cada gato late el corazón de un león y cuantas veces a lo largo de mi vida, he dicho de mi misma que veces soy gata y a veces leona y es así, así soy yo.
Mira por donde a esta diosa le gustaba que tocaran música en su honor, se que muchos de los que me conocen bien llegados a este punto van a sonreír, porque la mayoría de mis amigos, amantes y amores se dedican a la música como profesión o como hobby...
Y por si esto fuera poco, si alguna vez en el fragor de la batalla cuerpo a cuerpo me han comparado con una diosa, cosa que extrañe a quien extrañe a ocurrido mas de una vez, no ha sido con la Venus diosa del amor o con Atenea diosa de sabiduría, ¡que mas hubiera querido yo!Siempre fui comparada con Diana la cazadora aunque nunca supuse la razón , pero ahora le encuentro mas sentido... No podía ser de otra forma...
Bastet

Bastet es una diosa de la mitología egipcia, también denominada Bast, cuya misión era proteger el hogar y simboliza la alegría de vivir, pues se considera la deidad de la armonía y la felicidad.
Nombre egipcio: Bastet. Nombre griego: Bastis. Deidad griega: Artemisa. Deidad romana: Diana.
Se la representaba bajo la forma de un gato doméstico, o bien como una mujer con cabeza de gato, que siempre lleva un sistro (instrumento musical) debido a que le agradaba especialmente que los humanos bailaran y tocaran música en su honor.
Se muestra como una diosa pacífica, pero cuando se enfada se transforma en la mucho más violenta diosa Sejmet, patrona de las guerras y dotada de cabeza de león. Al igual que el animal totémico que la representa, Bastet era una diosa impredecible que podía mostrarse tierna o feroz en cualquier momento.

10 comentarios:

Marcelo dijo...

Y por qué habría de extrañarse nadie?

Gabiprog dijo...

Hay algo en la cultura egipcia que hechiza siempre y de muy privada forma a cada cual que se acerca a ella.

Besos.

jordicine dijo...

Todo lo egípcio es mágico. Yo estuve allí hace unos años y me quedé atónito. Un beso.

amor dijo...

eso de diana cazadora que cuentas me recuerda a noches de salir y buscar, me encanta tu forma de ser

bs

s

Helena dijo...

Ya no son tantas, pero fueron muchas, muchas noches...aun hoy, de vez en cuando,se revuelve un no se que felino en mi interior que me empuja a salir y a...

David dijo...

No conocia lo que nos has escrito. Me ha encantado. Y más por hablar sobre un caracter diferente a mi. No se a que animal o ser mitologico se me asociará, pero desde luego no con un arma. Siempre he sido muy observador y espectador. Por eso te envidio y te agradezco tu texto.
Besos ¡

fire dijo...

que lindo...
esa diosa no se acuerda de mi'...
;-)

Helena dijo...

En mi caso el arma es la seducción David, a veces se caza y a veces no. Como ves es una caza "casi" incruenta. Me desmayo con la sola visión de la sangre. Un besazo.

Mi niña flor ¿quien no se acuerda de ti? Escribeme y me cuentas como te va. Muak.

Marcelo yo soy tan normal!!!

Me das una envidia Jordi...¡yo quiero ir!

Si Gabi, tienes razón... ¡hechiza!

tia elsa dijo...

Me encanta la mitología, sobre todo teniendo en cuenta que muchos son dioses cmpartidos por los egipcios, griegos y romanos, dioses poderosos, celosos y dignos de temer, y que bueno que tus amores y amantes te hallan tratado de diosa, cualquiera sea es todo un elogio! un saludo tía Elsa.

Helena dijo...

Si que es un elogio, pero nunca fue por mi belleza (que no es para tanto) sino por mis actos. En fin, sigue siendo un elogio, que aun hoy recibo de vez en cuando. Besotes.