lunes, 21 de abril de 2008


“El amor no duele”. Lo leí hace tiempo en una camiseta, la vestía una señora mayor que me miro unos instantes, sonrió y se giro mostrándome la parte de atrás de su ropa. La camiseta era de color naranja, debajo de la frase estaban pintados unos tulipanes blancos. La vi cuando la señora se giro al mismo tiempo que se cerraban las puertas del metro y esa fué la primera de las señales.
Cuando el tren se puso en marcha me había quedado muy cerca de las puertas, mire hacia abajo y allí estaba la segunda señal, mi pie izquierdo pisaba los pétalos de una rosa roja que yacían esparcidos en un rincón, eran solo pétalos, el tallo y el resto de la flor no estaban allí. Solo unos pocos pétalos esparcidos era una buena señal…
La tercera señal la encontré en el suelo de una plaza unos meses después mientras esperaba el autobús en la acera y pintado con tizas de colores alguien había escrito “tu corazón es de fuego”. Llegue corriendo y me coloque en la fila para esperar a que llegara el autobús que en ese momento empezaba a dar la vuelta a la plaza, entonces fue cuando mire al suelo y lo vi escrito a mis pies, por aquel entonces ya sabia que alguien me estaba enviando señales de esperanza. Pero al año siguiente cuando alguien me regalo el libro de Paulo Coello “el guerrero de la luz” tuve la certeza absoluta de que no estaba sola en el camino de mi aprendizaje, que tenía ayuda merecida o no, pero la tenia.
Días mas tarde viajando también en el autobús, en la ventanilla que estaba donde me sente alguien había dejado una carta de la baraja española. Era “el caballo de oros”, no había nada escrito en ella, me la traje y aun la conservo… Después busque el significado de esa carta en las interpretaciones de tarot y descubrí que ese caballo va en dirección contraria a la de los otros tres caballos de la baraja y que simboliza la búsqueda de valores estables y seguros.
La señales empezaron hace año y medio, mas o menos cuando yo sentía que estaba mas sola y perdida que nunca, que había tomado la decisión adecuada para mi vida pero que no seria nada fácil llevarla adelante y estaba muerta de miedo.
Las señales me recordaron que era un viaje, un viaje interior, curiosamente siempre surgieron en “transito” cuando yo misma viajaba físicamente y tenia los ojos abiertos para ver.
Las que han seguido a esas primeras señales han sido menos tangibles, pero mucho mas personales e intensas…

4 comentarios:

anai dijo...

Holitas de nuevo!!!!!!
Y que decirte al respecto de este bello escritoooooooo!!!
Eres aprendiz de la vida........y maestra para muchos que acabamos de iniciarnos en el camino de las señales.

Me encantan tus escritos!!!!!!!
Besitos primiiiiiii!!!!!!!

Helena dijo...

Que gusto da tenerte por aqui! entra todas las veces que quieras y hazmelo saber dejame tus comentarios y dime que me quieres jejejeje....Soy adicta! Muackkk Besitos primita.

Pícara dijo...

Hay que ver que mal me llevo con las verificaciones de palabra estas que poneis...........

Guapa, guapa y guapa!!Dentro de poco es tu cumple!!
Hay que ver como nos cuesta crrer en nosotras y que poco nos cuesta infravalorarnos. Vales mas que los euros!!Y nunca lo dudes.

Ahora a pelearme pa acertar la palabra.....

Igual mejor me apunto al cumple con Miguel y Javi....

Helena dijo...

Y al treinta no? con ellos sera el sabado por la noche o algo asi....Bueno casi seguro, pero yo te echo de menos en este tambien, tu puedes venir a los dos a todos...Se lo habia comentado tambien a Isma aunque aun no me ha contestado. Te quiero...Oye a mi la puñetera palabra tambien me da problemas...¿sera que no veo? jejejeje