sábado, 6 de diciembre de 2008

Feliz Samichlaus!


Hoy es el día que llegan Samichlaus y Schmutzli y a mi me apetece celebrarlo con todos los que os acerquéis hasta este rincón de mi corazón. A los que habeis sido buenos Samichlaus os dejara un saquito rojo lleno de golosinas y a los malos malisimos Schmutzli os castigara con su vara. Aunque ultimamente este personajillo tenebroso se ha vuelto "políticamente correcto" y ya no se lleva los niños al bosque.
Yo no tengo nueces, ni manzanas, ni mandarinas, ni chocolate para todos, pero imaginar que os preparo una bolsita roja a cada uno y con ella mis deseos de que se cumplan los vuestros. Todos los años tal día como hoy, me meto en la cocina y hago galletas de navidad con forma de estrellas y corazones para regalar a mis amigos, entonces mi casa huele a clavo, canela, azúcar y jengibre, pero este año que estoy a punto de mudarme, con toda la casa llena de cajas y sin saber donde he puesto nada de de nada, no puedo hacerlo y parece que me falta algo importante. Cuando vivia en Suiza se lo hacia a mi ahijado y le metía dentro un "grätiman" ( también llamado grittbänz ) que se comía lleno de ilusión. Echo de menos esa bolsa dulce llena de buenos deseos que me regalaba mi niño y yo a él. Echo de menos la cara de mis amigos esperando la cajita llena de galletas. Este año echo de menos muchas cosas y aunque se que me esperan nuevas experiencias para estrenar me siento un poco mas melancólica que de costumbre.
Aun así, no quiero dejar pasar este día tan bonito para poner aquí y allá un deseo... ¡Que se cumplan!, los mios y los vuestros.
No soy creyente, ni muy amante de las tradiciones, pero me gustan las leyendas y esta es una de las que mas, por la bondad que desprende y por lo que tiene de bonito desear felicidad a los demás.


Pssssss....No cerréis aquí sin pedir vuestro deseo.

9 comentarios:

Marcelo dijo...

Ahora sí, con esta entrada tuya, me doy cuenta que la navidad está llegando. Gracias por advertirme, y no me iré sin pedir mi deseo...

Marcelo dijo...

Ya está pedido. Hazme lo que puedas para que se cumpla!
Un beso

Helena dijo...

Hecho Marcelo!!! piensa que ya lo tienes ( ese es el truco)...Un besazo.

David dijo...

Que bonito por dios...
Es un tratado sobre la felicidad.
Que increible lo grandisimas que son estas pequeñas cosas, estos pequeños detalles de la vida que lo llenan de sonrisa.
Abrazos

Marcelo dijo...

Las sirenas aladas son sencillamente brillantes.

tia elsa dijo...

Pues muchas gracias, desear cosas buenas a los otros es hermoso y por lo tanto bienvenido. Te mando un beso enorme y en reciprocidad ¡que se cumplan todos tus deseos! Besos tía Elsa.

jordicine dijo...

Y mi beso??? Ja ja ja. Pues hacen muy buena pinta tus muñequitos. Se parecen a los que salen en Shrek! Besos.

Pícara dijo...

Yo sigo estando en el mismo sitio!

fire dijo...

ya te dije que no la conocia....
que linda leyenda helena...
este fin de semana ha sido un "no parar"...
menos mal que tuve un reglao "dorado y precioso"....
jjajjajjaaa....
que detallazo corazon.....
ahora e escribo...