lunes, 12 de enero de 2009

Dr. Jekyll and Mr. Hyde


El Extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde (a veces abreviado simplemente a El Dr. Jekyll y Mr. Hyde) es una novela escrita por Robert Louis Stevenson, publicada por primera vez en inglés en 1886, cuyo título original es The Strange Case of Dr. Jekyll and Mr. Hyde. Trata acerca de un abogado, Gabriel John Utterson, que investiga la extraña relación entre su viejo amigo, el Dr. Henry Jekyll, y el misántropo Edward Hyde.
El libro es conocido por ser una representación vívida de la psicopatología correspondiente a un desdoblamiento de personalidad. El libro fue un éxito inmediato y uno de los más vendidos de Stevenson. Las adaptaciones de teatro comenzaron en
Boston y Londres un año después de su publicación y continúa inspirando películas e interpretaciones interesantes.
Sin querer comparar con la psicopatía que padecía el personaje de Stevenson creo que en cada uno de nosotros conviven mejor o peor según el caso, mas de un "personaje". Yo misma, tengo una parte "oscura" (utilizo esta palabra como sinónimo de escondida), que se deja ver única y exclusivamente en muy contadas ocasiones y con muy pocas personas. Muchos de mis allegados pueden intuir a esa otra Helena, pero solo un numero muy reducido de humanos la han conocido. Cualquiera puede pensar que esa Helena que escondo es sórdida o malvada, y sin embargo no hay nada mas lejos de la realidad, esa Elena, sin H y sin barreras es cariñosa, emotiva y con una fuerte necesidad de afecto. En suma una Helena femenina y por tanto vulnerable. Los años me han enseñado a esconderla y también que al esconderla me expongo a que me traten como si fuera "el tío Antonio"... Mas de una de mis parejas, amigos o compañeros de piso han dicho de mi, que tengo demasiado desarrollado el "lado masculino" de mi personalidad y apoyandose en esta creencia no se han molestado en gastar sensibilidad en el trato hacia mi persona.
Ha sido doloroso en muchos casos, para que negarlo, tan doloroso como para los hombres que se atreven a mostrar muy desarrollado su "lado femenino" sin ser gays.
Y lo peor de todo es que para una vez ( desde hace mucho) que decido mostrarme tal y como soy en todas mis dimensiones, sin barreras ... quizás por falta de practica,voy y ... ¡me equivoco!.

6 comentarios:

lely dijo...

Eso es lo peor,ke cuando te hacen daño una y una y otra vez,te pones una careta,un personaje para esconder esa parte fragil,sensible y quizas romantica que todos llevamos dentro..muack

Ricardo J. Román dijo...

Muy buen resumen y análisis has hecho sobre esa excelente historia. Aunque de mis favoritas de Stevenson es La isla del tesoro. Tengo gratos recuerdos de esa novela.

Besos hermosa.

jordicine dijo...

Que difíciles son las relaciones humanas!

Gabiprog dijo...

El diablo en la Botella es un pequeño relato que tambien esta bien.

Todos tenemos una parte oculta, y es, como tú apuntas, la experiencia la que nos dicta como mostrarnos y ante quien. Será ley de supervivencia...

Pícara dijo...

Esto me suena.......

Funcionario's blog dijo...

Hola, guapa.

La de tiempo que no me pasaba por tu blog.

A saber: yo soy un machote que no le importa enseñar su lago femenino (el llorar a menudo por cualquier cosa, por ejemplo). La putada es eso que dices, que luego la gente te toma por marica.
Lo de los multiyoes es algo normal; el problema es cuando esos multiyoes no tienen un suprayo que los gobierne. En este caso, el Dr. Jekill y el Sr. Escondido (Hyde) son dos suprayos en conflicto.

El roscón, vaya pinta tan buena que tenía. Aquí en Mallorca tenemos ensaimada, que viene del árabe saïm (sebo o manteca), así que ya te puedes imaginar que grasa le ponen de base a la ensaimada.

Creo que el único roscón que he comido en mi vida fue en casa de mis tíos (en Móstoles), y creo que fue a mí a quien le tocó la figurita.

Y muchas felicidades por tu nuevo amor, por tus amigas y por lo mucho que ha nevado en Madrid (aquí también, y no veas lo mal que se lleva tanto frío).

Hala, un besote, y Feliz 2009!!!