lunes, 5 de enero de 2009

El roscón que me comere este Año no tiene desperdicio

Yo no se si este año me comeré un "rosco" o no, pero por si a caso no me toca, lo voy a empezar comiendome el "roscón", y así además de darme un gusto me curo en salud...

Dice la tradición popular que si encuentras la sorpresa, tendrás un año de buena suerte y he pensado en comérmelo yo sola para asegurarme 365 días seguidos de fortuna, pero después me acorde de mis curvas (que no necesitan hacerse aun mas pronunciadas) y ¡demonios! de que a mi me gusta el riesgo, la sorpresa y la ilusión... después de un día bueno, quizás venga otro mejor.

Por lo tanto compartiré mi roscón. Que la diosa fortuna reparta las cartas como le plazca, que yo este año, juego por diversión. ¿Alguien se apunta?



El origen del roscón no tiene nada que ver con la llegada de los Reyes Magos a Belén para adorar al niño, sino que parece estar relacionado con las saturnales romanas, aunque en la actualidad se le relaciona de forma directa con una representación complementaria y comestible de la corona de adviento, éstas que no eran más que fiestas dedicadas al dios Saturno con el objeto de que el pueblo romano en general pudieran celebrar los días más largos que empezaban a venir tras el solsticio de invierno. Para estos festejos se elaboraban unas tortas redondas hechas con higos, dátiles y miel, que se repartía por igual entre los plebeyos y esclavos.
Ya en el
siglo III, en el interior del dulce se introducía un haba seca y el afortunado al que le tocaba era nombrado rey de reyes durante un corto periodo de tiempo establecido de antemano.
El pastel que se hace en nuestros dias tiene forma de rosca, más o menos imitando una corona real, cubierto de frutas escarchadas, que semejan las joyas de la corona, y tiene escondido en su interior además del haba una pequeña sorpresa
.

6 comentarios:

David dijo...

Eres genial, asi que en tu año habra roscones, roscos, roscas, dulces, frutas y todo lo que desees.
Un fuerte abrazo.

lys dijo...

Interesante y divertido, me pirra el rosco de reyes sin nata. te deseo generosos Reyes

Un beso

jordicine dijo...

Yo, desde luego! Besos de Reyes, Helena. Muá,

Helena dijo...

Notición! En el primer pedacito me tocó la sorpresa jajaja. Besos a todos y que os traigan muchas cosas los reyes.

Ricardo J. Román dijo...

Guao, las cosas que una puede aprender con un blog. Esta buenísimo. Hasta me provocóoo.

Feliz día, un besote.

Paco Guerrero dijo...

a mi me toco el haba asi que me toco pagar,pero me lo comi agusto,
que es lo que importa.
un abrazo