martes, 21 de octubre de 2008

El hombre en el laberinto


En el mundo existe un único camino que sólo tú puedes recorrer.

¡No te preguntes a dónde te lleva! ¡Síguelo!.


Friedrich Nietzsche


En la cultura de los indios Naskapi, los indígenas de la península de Labrador, existe la representación de un amigo espiritual, llamado "mi amigo" o "el gran hombre". Habita en el corazón de todos y les habla a través de los sueños. Quien siga sus indicaciones, recibe de él una orientación completa, ya sea en la caza en el desierto, en las costumbres tribales o en las relaciones familiares.

El "gran hombre" interior les muestra el camino.

Todos tenemos un camino único y personal, por suerte también venimos a este mundo con la fuerza para recorrerlo escondida en algún lugar entre la carne y el espíritu. Solo hay que seguir a nuestro "gran hombre", que en occidente cambia de sexo pero no de esencia. La vieja intuición tejida de experiencias, una pizca de audacia y un poquitito de inocencia es sin duda nuestra "mejor amiga".

3 comentarios:

amor en libertad dijo...

el mejor camino es hacer lo que de verdad deseas, creo yo

jordicine dijo...

Estoy de acuerdo con 'Amor en liberdad'. El mejor camino es el que uno elige. Quizás a posteriori de das cuenta que no es el bueno, pero en su día lo cogistes por algo. No sé si me explico. Ja ja ja. Quiero decir que los tiempos cambian y es difícil analizar algo del pasado en la actualidad. No me enrollo más. Un beso.

Helena dijo...

Yo chicos, estoy convencida que elegimos el camino y ese es el nuestro, que nos llevara en cada momento por donde queramos ir. Solo para hacer lo que "queremos" disponemos de las fuerzas y el entusiasmo suficientes. Cada uno que lo llame como quiera...Quizas a hora esos mismos indios dirian: "se siempre tu mismo".