viernes, 10 de octubre de 2008

Momentos de inspiración


Estaba siendo una tarde muy aburrida hasta que alguien me paso uno ejemplar del 20 minutos, periódico gratuito en edición de Madrid. Las noticias estaban pasando ante mis ojos sin pena ni gloria; la crisis, mala jornada en la bolsa, la detención de Rodrigue Menendez, bla, bla... Me paré eso si, en la manifestación antitaurina delante del parlamento europeo y así pagina tras pagina iba pasando la tarde hasta que me detuve en la transcripción de un foro que había mantenido una conocida sexóloga y unos cuantos internautas. El caso es que las preguntas eran de parvulario y las respuestas bastante obvias, pero he aquí que a una de estas preguntas la "mediatica" sexóloga responde con una información que me ha llegado mas allá del alma.


Un muchacho preguntaba como podía hacer mas amenas sus sesiones (mas de una al día) de ...llamemoslo "amor propio". Parece ser que el método tradicional le resultaba aburrido y a él solito no se le ocurría como innovar. Llegados a este punto la sexóloga responde: pon un CD que te guste y hazlo a el ritmo de la música. Hasta aquí, todo normal, pero es ahora cuando esta señora le dice al muchacho: se cuenta que Monsieur Ravel escribio su famoso Boléro con el ritmo y el compás con el que acostumbraba a disfrutar sus momentos de solitaria intimidad. Mon Dieu! El bolero siempre me ha resultado una pieza turbadora, pero jamas pensé que se debiera a la forma en la que había sido concebido. El cine lo utilizo en "10, la mujer perfecta" para amenizar las escenas mas calentitas, quizás Dudley Moore su protagonista y gran músico conociera el origen de esta maravillosa pieza, no lo se, en realidad ni siquiera se si es verdad o una leyenda mas, lo que si se es que desde ahora, no podre dejar de pensar en Monsieur Ravel y sus "momentos de inspiración" cada vez que escuche su Bolero.




Lo que dice Wikipedia:


El Bolero (en francés Boléro)[1] es una obra musical creada por el compositor francés Maurice Ravel en 1928 y estrenada en la Ópera Garnier de París el 28 de noviembre de ese mismo año.
Movimiento orquestal inspirado en una danza española, se caracteriza por un ritmo y un tempo invariables, con una melodía obsesiva, en do mayor, repetida una y otra vez sin ninguna modificación salvo los efectos orquestales, en un crescendo que, in extremis, se acaba con una modulación a mi mayor y una coda estruendosa.
Pese a que Ravel dijo que consideraba la obra como un simple estudio de
orquestación, el Boléro esconde una gran originalidad, y en su versión de concierto ha llegado a ser una de las obras musicales más interpretadas en todo el mundo.

7 comentarios:

amor en libertad dijo...

es una gozada el bolero

lo otro no está mal, pero el bolero de ravel es una gozada

s

Helena dijo...

lo "otro" tambien. ;-). Muakkk.

babi dijo...

M ACABAS DE DJAR ATÓNITA CON ESA LEYENDA..JAJAJA
QUE BONITO ES L BOLERO...
TENEMOS QUE BUSCAR A DND VAMS ELEEEEEE
MUAK

Helena dijo...

Yo tambien soy escéptica con este tipo de cosas, pero luego bien pensado cuando lo tarareas y en crescendo...no parece tan descabellado y fíjate en el final. ¡Apoteósico!. Besitos y difruta en el space. Muack

jordicine dijo...

Ja ja ja. Hay cosas que nunca se olvidan, HELENA. Besote.

fire dijo...

pues se me hace extrañisimo helena...jajaa...intento imaginarme el "ritmo".....
raro..rarrrro raaaaarrrhhhooo...
;-)

Helena dijo...

Jajaja ...Tratandose de hombres a mi ya nada se me hace raro ;-)