jueves, 23 de octubre de 2008

La espera


Ángeles y demonios, hechos de la misma sustancia ...
Muchos días no consigo distinguirlos y como aprendiz de guerrero, solo me queda esperar a que muestren su verdadera cara. Ahora lo sé.
He venido para aprender; contención, disciplina, paciencia... a estar alerta pero en calma, esperando el momento que de comienzo la batalla. Concentración, silencio, entrega a la lucha... Sé que puedo ganar, sé que el universo quiere que gane, pero debo estar preparada.

Tantas veces había leído sobre "la acción en la inacción", pero no estaba en mi naturaleza atolondrada, ahora comienzan a llegar las señales, ya solo queda interpretarlas. "La espera" es mi primer combate. Desde aquí arriba con los pies juntos , con mis sentidos en alerta máxima y la espada preparada empiezo a ver en la oscura noche, escucho campanas bajo el agua y el aire me trae aromas de otros fuegos, guerreros que preparan su batalla. He tenido mucho miedo, ahora ya no temo nada...

6 comentarios:

Marcelo dijo...

Qué bueno que me hayas encontrado! Porque al encontrame, te encontré. Es un placer lo que escribes. Tal vez ahora pueda aprender a no temerle a nada...
Un saludo

Marcelo dijo...

No me registré bien, pero soy el de Bukowski. No nos perderemos?

Helena dijo...

Te reconocí... No nos perderemos, palabra de guerrero.

jordicine dijo...

Es el principio del éxito. Me alegro de que estés energéticamente al máximo. Un beso.

Diego dijo...

Me gustó el aire mítico que encierra este relato, ese "aire que trae aromas de otros fuegos". Un abrazo.

tia elsa dijo...

Me hace pensar en personajes de la Biblia los ángeles en Armagedón, no sé porque me vno esa imagen, un gusto pasar por aquí, tía Elsa.