sábado, 25 de octubre de 2008

Un paso, dos pasos, tres pasos, stop.




Hoy no estoy muy inspirada, quizás sea el cansancio que he ido acumulando toda la semana...

Incluso el viaje mas largo
empieza con un paso.
No temas
avanzar lentamente,
no temas
quedarte quieto.

Este pensamiento no es mio, es De China.



3 comentarios:

amor en libertad dijo...

y cada paso a su tiempo

un beso (a su tiempo) :P

Marcelo dijo...

Y en cada paso puede aparecer la inspiración...

Justy Walker dijo...

Muy cierto... aunque lo difícil es elegir el momento para estarse quieto... y para moverse... y cuando lo hacemos, hacerlo en la dirección y a la velocidad justas... y a ser posible, en harmonía con nuestro entorno... casi nada!!!

Como la vida misma...

:-D