viernes, 3 de octubre de 2008

Mirar debajo de la cama


A veces "el miedo" solo es miedo a descubrir lo que necesitas encontrar.


Y me repito un mantra al respirar, "ohm" "sum", y sigo, se que lo voy a conseguir. Un día de estos, cuando menos me lo espere, abriré los ojos y veré el camino, sus orillas verdes, el color de las flores, el sol y el cielo azul...

En un tiempo ya olvidado "el miedo" era lo que yo me tragaba antes de salir a la calle cada mañana, como una píldora invisible que me servía para conjurar el día, igual que de niña que el no mirar debajo de la cama me inmunizaba contra toda clase de monstruos y misterios.

Ahora esa estrategia no sirve, quiero saber que se esconde debajo de la cama, quiero mirarle a la cara, salir de la mano con él a la calle si es preciso, que el miedo sea un compañero mas de este camino y no ese monstruo imaginario que que me devora las entrañas.

2 comentarios:

jordicine dijo...

Te entiendo perfectamente. Sé de lo qué hablas. Un beso y mucha suerte. Claro qu sí.

amor en libertad dijo...

contra el miedo, la luz, mi señora

y este amor